¡Ni incremento de las tasas, ni privatización de la universidad pública!

¡Basta de paro juvenil, precariedad y salarios de miseria!

El Sindicato de Estudiantes llama a participar en las movilizaciones convocadas en defensa de la universidad pública

Descárgate la hoja en PDF y distribúyela en tu facultad 

Madrid: A las 18h de Nuevos Ministerios a Ministerio de Educación

La llegada a la Moncloa del Partido Popular ha supuesto una catarata de ataques contra las condiciones de vida de la mayoría de la población. Las mentiras de la campaña electoral, con las que adornaba su programa electoral la derecha, han dado paso a unos recortes sin precedentes a la sanidad y educación públicas, a ataques contra las condiciones laborales y salariales del conjunto de los trabajadores, a que cientos de miles de familias sean desahuciadas, o a la imposición de tasas económicas brutales para acceder a la universidad pública y la Formación Profesional.

Mientras tanto, los grandes banqueros y especuladores han sido premiados con miles de millones de euros que este gobierno ha saqueado de las arcas públicas, provocando un enorme sufrimiento a la población, para entregárselos a los auténticos responsables de la crisis. El Partido Popular ha dejado claro que es el partido de los ricos, y ahora chapotea en la ciénaga de la corrupción tras desvelarse el escándalo de Luis Barcenas.

Pero en todo este tiempo no hemos permanecido impasibles ante este atraco a mano armada contra nuestro presente y nuestro futuro. Desde las grandes movilizaciones del 15M, la juventud ha estado en primera línea de la lucha: contra la contrarreforma franquista de la enseñanza secundaria del ministro Wert (LOMCE); participando en las manifestaciones de la Marea Blanca contra la pretensión de privatizar y desmantelar la sanidad pública; en las acciones de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas contra los desahucios y la política criminal de la banca, y en todas las grandes movilizaciones contra los recortes sociales, la precariedad y el paro masivo a que nos condena este gobierno y el sistema capitalista.  

Destruir la educación pública, también la universidad, objetivo prioritario del Partido Popular

El PP ha colocado como uno de sus objetivos prioritarios acabar con la educación pública tal y como la conocemos. Los hechos hablan por sí solos. En sólo un año ha recortado 5.000 millones de euros de los presupuestos de la enseñanza pública, desde la educación infantil a la universitaria; ha despedido a 80.000 de nuestros profesores en todo el Estado; ha incrementado las tasas universitarias un 66%, en algunos casos incluso llegando al 100%. En este año ha impulsado una contrarreforma para primaria y secundaria (LOMCE) que busca devolvernos al modelo educativo de los años 50, con sus reválidas, itinerarios segregadores y clasisitas, fomento de la discriminación por razón de sexo, ataques a los derechos democráticos más elementales, recuperación de privilegios para la Iglesia católica. Una contrarreforma que ha sido combatida con firmeza por el Sindicato de Estudiantes en las dos semanas de lucha que hemos convocado en el mes de octubre y en el mes de febrero, y que han movilizado a cientos de miles de estudiantes de institutos en las huelgas y en cientos de manifestaciones organizadas.

Pero los ataques del PP no se limitan a la enseñanza secundaria. Quieren profundizar en la privatización y la elitización de la universidad pública que supusieron los planes de Bolonia, con una nueva contrarreforma. De hecho, ya se ha publicado un informe elaborado por una comisión de “expertos” designada a dedo por el PP.

Desde el mes de abril el Ministerio de Educación ha venido machacando la idea de que sobran universidades, que los estudiantes deberíamos estudiar “en función de la empleabilidad” y que tenemos que acostumbrarnos a la movilidad, a desplazarnos lejos de casa para poder cursar nuestras carreras. Sin embargo, los mismos que dicen esto son los que acaban con las becas generales, reducen su cuantía o no las pagan a tiempo, suprimen las Séneca, o recortan la dotación de las Erasmus. Las soluciones propuestas por el citado comité de “expertos”, en sintonía con lo que se dicta desde el despacho del Ministro Wert, pasan por la reducción de centros universitarios y el número de estudiantes matriculados, un incremento aún más salvaje de las tasas económicas y por dar un peso preponderante a los Consejos Sociales en el gobierno de las universidades —es decir, que los representantes de las grandes empresas privadas puedan ser en última instancia quienes decidan planes de estudio, grados que se imparten, coste de matrículas y tasas, así como utilización de equipamientos de las facultades y normas de permanencia—. De hecho, en su informe los “expertos” recomiendan que las universidades queden directamente vinculadas a las empresas y no a la demanda y vocación de los estudiantes o a las necesidades sociales pendientes de atajar. Proponen que cada universidad debe ser capaz de atraer financiación privada, y en función de la cantidad conseguida se recibirá un mayor apoyo económico por parte del Estado; es decir, se completa la mercantilización de la universidad pública.

Como se puede ver al Gobierno del PP lo único que le interesa es cerrar universidades, reducir planes de estudio, y expulsar a cientos de miles de jóvenes de familias trabajadoras que no podrán permitirse el lujo de pagar matriculas de miles de euros en un contexto en el que las becas quedarán reducidas a la mínima expresión. Tal como reconocen sin ninguna vergüenza, el objetivo del PP es reformar la universidad para imponer una enseñanza superior elitista y clasita. Al fin y al cabo, razonan Rajoy, Wert y la CEOE, si las tasas de desempleo juvenil se acercan al 60%, que mejor momento para poner punto y final a nuestro derecho a recibir una enseñanza universitaria digna y que tendría que ser gratuita, para convertir este derecho en un gran negocio al estilo de lo que ocurre en EEUU y en Gran Bretaña. Los que puedan pagarlo, que lo hagan. Y los que no ya saben: las colas del paro, los trabajos precarios, y los salarios miserables.

Todos a la Huelga y manifestación para defender la universidad pública ¡Qué se vayan ellos!

Por todas estas razones desde el Sindicato de Estudiantes llamamos a participar activamente en las movilizaciones convocadas para el 14 de Marzo en defensa de la universidad pública —que en numerosas zonas del Estado se concretarán en huelgas y manifestaciones—, confluyendo con otros colectivos y organizaciones estudiantiles. ¡La unidad hace la fuerza y es fundamental para vencer al PP!

La convocatoria de esta nueva movilización tiene que servir también para trazar el camino hacia una movilización unitaria de toda la comunidad educativa en todas sus etapas y en todo el Estado; donde profesores, madres, padres y estudiantes salgamos juntos a la calle contra un gobierno que pretende desmantelar la enseñanza pública y seguir gobernado para esa minoría especuladores, corruptos y millonarios que sacan sus beneficios de nuestros derechos y empeoramiento de nuestras condiciones de vida.

•    Ni LOMCE, ni contrarreforma de la universidad pública

•    Por una Universidad pública, gratuita y democrática. ¡No al tasazo!

•    Por el incremento drástico de los presupuestos para la universidad pública y las becas. ¡Los recortes para los banqueros!

•    ¡Basta de precariedad y explotación!  ¡Por un puesto de trabajo digno al acabar de estudiar! ¡Subsidio de desempleo indefinido hasta encontrar un empleo!

¡La Universidad Pública a la lucha el 14 de marzo!

¡Únete al Sindicato de Estudiantes!

¡Organiza el Sindicato en tu facultad!

¡Unidos venceremos!

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-28549730-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');