La actividad de la subcomisión en el Congreso de los Diputados para la elaboración del Pacto Educativo se ha convertido en una mascarada patética, una maniobra más para justificar una política de acoso y derribo contra la enseñanza pública. Tanto el Partido Popular como Ciudadanos siguen empeñados en llevar a cabo sus políticas clasistas y privatizadoras en el ámbito educativo, y han vuelto a despreciar las reivindicaciones que desde la Marea Verde hemos exigido sin descanso en las calles durante estos años

Con el nuevo nombre de “Pacto Educativo”, el gobierno del PP y Ciudadanos intentan asegurar la continuidad de la LOMCE y la política salvaje de recortes a la enseñanza pública. Hablando de “consenso” pretenden lavarse la cara y engañar a la comunidad educativa para que esta acepte unas recetas que han destruido el derecho a la educación pública de millones de estudiantes provenientes de familias trabajadoras.

También es necesario señalar el papel lamentable que en esta comisión parlamentaria está jugando el PSOE. Como en muchos otros aspectos, lejos de cumplir con sus promesas anteriores —cuando con la boca pequeña se sumaba al grito de derogación de la LOMCE—, vuelven de nuevo a dar cobertura a las políticas del PP.

Desde el Sindicato de Estudiantes consideramos una mofa completa a la comunidad educativa esta nueva argucia para imponernos el modelo privatizador, elitista y sexista de la educación que defienden PP y Ciudadanos a través del llamado “Pacto Nacional por la Educación”. Es necesario que la Plataforma por la Defensa de la Enseñanza Pública, los sindicatos del profesorado y las organizaciones de madres y padres, se desmarquen inmediatamente de este Pacto, se nieguen a dar ningún tipo de apoyo a este fraude, y llamen a la organización de nuevas movilizaciones en defensa de la enseñanza pública. Cualquier respaldo, directo o indirecto, a esta maniobra de la derecha y de sus aliados políticos representará, en la práctica, una traición a la lucha de los estudiantes, los profesores y profesoras, y los padres y madres que se han movilizado en estos años de manera ejemplar.

El “Pacto Educativo” que necesitamos ha sido expresado en numerosas huelgas educativas y manifestaciones masivas y pasa, ineludiblemente, por poner en práctica las legítimas reivindicaciones de la comunidad educativa:

1. Derogación de la LOMCE. Derogación del decreto del 3+2.
2. Aumento drástico de los presupuestos para la enseñanza pública (7% del PIB). Ni un euro de dinero público para la enseñanza privada concertada. Enseñanza pública de calidad y gratuita, desde la escuela infantil hasta la universidad.
3. Incremento de las becas hasta garantizar para el próximo curso la gratuidad real de la enseñanza universitaria a los jóvenes de familias trabajadoras.
4. Contratar inmediatamente a los 30.000 profesores despedidos por los gobiernos del Partido Popular. Rechazo total del “MIR” para los docentes, un intento descarado de precarizar aún más la carrera docente.
5. Fuera la religión de las aulas. Basta de propaganda sexista y homófoba en la educación pública.

No vamos a permanecer de brazos cruzados mientras nos imponen por la puerta de atrás las medidas franquistas y clasistas que a este gobierno tanto le gustan. Por eso desde el Sindicato de Estudiantes anunciamos que responderemos a esta agresión de Rajoy y Rivera con un calendario de movilizaciones y huelgas estudiantiles contundentes.

 

254"Sin

26 de abril huelga general estudiantil en Catalunya

 cartellSE_vaga_26abr18_web.jpg