5000 estudiantes nos manifestamos contra la Mafia
¡Dimisión inmediata del Rector Javier Ramos!

El pasado 27 de septiembre, los estudiantes de la URJC respondimos con una gran concentración a la mafia de esta universidad, implicada en toda clase de escándalos de corrupción que culminaron con el regalo de másteres a la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, al actual presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y a la ya exministra de Sanidad Carmen Montón, y en el escandaloso desfalco de miles de euros de dinero público a través del Instituto de Derecho Público.

El escándalo del caso máster en la URJC no hace más que crecer. La última noticia ha sido la salida a la luz de un trato de favor en la gestión del Máster de Acceso a la Abogacía a cientos de estudiantes italianos. Un trato de favor por el que estos estudiantes llegaban a pagar hasta 11.000 euros al Instituto de Derecho Público gestionado por Enrique Álvarez Conde, el principal imputado del caso Cifuentes, para poder convalidar sus asignaturas en Italia por las asignaturas del Grado en Derecho en la URJC, lo que les permitía acceder a la colegiación como abogados en el Colegio de Abogados de Madrid.

Es evidente que los casos del Máster de Cifuentes, Montón o Casado no son casos aislados, sino la dinámica que genera la privatización de la universidad pública. La corrupción en la URJC es la consecuencia directa de cómo el PP y sus amigos empresarios han utilizado el esfuerzo económico de cientos de miles de familias para llevar a sus hijos e hijas a la universidad para crear un coto privado de privilegios al alcance de unos pocos. Mientras miles de estudiantes han sido expulsados de la universidad por no poder pagar las tasas, un puñado de privilegiados ha podido comprar su título a golpe de talonario.

Esta semana ha comenzado con un nuevo escándalo judicial para criminalizar a un grupo de izquierdas. Esta vez le ha tocado al grupo Straight Edge (SxE) de Madrid. Un grupo integrado por jóvenes de entre 19 y 25 años a los que, sin ningún tipo de prueba, se les piden penas de dos años de prisión por “enaltecimiento del terrorismo”. Lejos de ser una excepción, este caso pone de manifiesto la peligrosa deriva autoritaria a la que estamos asistiendo.

Aumento sin precedentes de la represión

 

Jueves 12 a las 18:00h,  ¡todas y todos a la Puerta del Sol!

¡Basta ya de corrupción!

Cristina Cifuentes falsificó sus notas de máster en la Universidad Rey Juan Carlos. Así de claro. No iba a clase, no hizo un trabajo de fin de máster, no lo defendió el 2 de julio de 2012 y ningún tribunal evaluó ese trabajo. Cristina Cifuentes y el rector de la URJC no sólo falsificaron sus notas sino que también reconstruyeron y falsificaron el acta de la defensa de su TFM y las firmas que en ella aparecían, como ya ha reconocido el propio director del Máster ¡Es un escándalo mayúsculo! La que hasta hace poco se autoproclamaba como campeona de la lucha contra la corrupción resulta ser la más corrupta.

¡Basta de ataques a la educación pública!

El pasado 19 de marzo, el Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid aprobó un nuevo decreto para las Escuelas Oficiales de Idiomas (EOI) que supone un ataque para las condiciones de trabajo y estudio de los profesores y estudiantes, a los que el Gobierno del PP no ha querido escuchar. En estos últimos años las EOI han sufrido con crudeza los recortes del Partido Popular, que desde 2011 ha aumentado un 126% las tasas y nos ha robado un 20% de nuestros profesores. Como consecuencia de este “tasazo”, se han perdido 14.000 alumnos en estos últimos siete años.

Los presupuestos para 2018 de la Comunidad de Madrid continúan perpetuando el abandono y la degradación de la educación pública impulsada por el Partido Popular a pesar su intento por presentarlos como presupuestos sociales. Aunque estos presupuestos se están elaborando de la forma más secreta posible y no se ha hecho público el desglose de gasto, sí sabemos que la financiación a la escuela concertada bate récords históricos con un aumento de 22 millones de euros, que la consolida como la apuesta educativa del modelo educativo del PP y Ciudadanos. En 2018 se van a gastar 1.022 millones de euros en la escuela concertada, mucho más que lo que se va a destinar a las universidades públicas (945 millones de €) a la educación secundaria pública (891 millones de €) o a la educación pública primaria, infantil y especial (917 millones de €). 

Manifestación contra los recortes

Tal y como terminó el curso pasado, el gobierno del Partido Popular de la Comunidad de Madrid inaugura un año escolar cargado de recortes y continúa degradando la educación pública. Comenzamos este curso escolar con más de 6.000 estudiantes de 19 colegios e institutos que regresan a las clases en medio de obras incompletas. De hecho, 500 de éstos jóvenes tendrán que cambiar las aulas por barracones, lo que no se veía en la Comunidad de Madrid desde hace 30 años. Y en la misma línea, las obras de colegios en Vallecas, Alcalá de Henares y Arganzuela están paralizadas debido a que la CAM no destina los recursos necesarios para ello.

Estos días, en todo el Estado, estamos alcanzando temperaturas récords debido a la ola de calor. En Madrid, las temperaturas llegan hasta los 40 grados con mínimas de 25 grados. Los recortes del Partido Popular a la educación y la sanidad también son de record, con más de 400 millones de tijeretazo en la escuela pública. A la vez que sigue dando millones y millones de euros a centros concertados y privados que segregan por sexos.

¡Más educación y menos corrupción!

El pasado viernes 19 de Mayo se realizaban las reválidas franquistas por parte de la Comunidad de Madrid. Gracias a la lucha y las movilizaciones de la comunidad educativa de los pasados meses de octubre y noviembre, conseguimos que dichas pruebas no tuviesen efectos académicos, es decir: que los resultados de las mismas no afecten a los alumnos en su evaluación.

¡FUERA LAS REVALIDAS FRANQUISTAS!

Desde el Sindicato de Estudiantes queremos denunciar que la Comunidad de Madrid de Cristina Cifuentes está llevando adelante una obscena campaña de presión para atemorizar a alumnos y familias para que se realicen las revalidas de 4º de la ESO. Dicha prueba, gracias a la lucha de la Marea Verde, “será considerada muestral” y “tendrá una finalidad diagnóstica”, por lo que no podrá tener ningún tipo de consecuencia práctica para ningún estudiante.