Paros 8M

Basta de persecución a las alumnas de 14 años que secundaron el paro internacional contra la violencia machista del 8 de marzo


El pasado 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora, millones de personas salieron a las calles alrededor de todo el planeta para luchar contra la violencia machista. Con motivo del paro convocado por el Sindicato de Estudiantes, el director del IES Villa de Vallecas, D. Francisco Morillo López, expulsó del instituto a dos alumnas de 2º de la ESO por participar en este paro en su IES. Un auténtico escándalo que no solo niega un derecho democrático como el derecho a huelga sino que evidencia de una forma clara el desprecio de este director a una cuestión tan importante como la violencia machista. Queremos destacar que la postura que está adoptando el director del IES Villa de Vallecas nada tiene que ver con el gran apoyo y solidaridad de las profesoras y profesores, de las madres y padres y de todo el personal del IES, que nos han apoyado y ayudado a la hora de hacer el paro y las concentraciones.

A lo largo de esta última semana, desde que la madre y el padre de una de las alumnas expulsadas y el Sindicato de Estudiantes denunciamos públicamente y ante inspección educativa el carácter antidemocrático del director expulsando a estas dos alumnas por ejercer sus derechos democráticos el día 8 de marzo, ha habido una auténtica situación de acoso por su parte hacia esta alumna.


Además de ponerle faltas de asistencia a clase y de deberes injustificadas durante el tiempo que estuvo expulsada, desde el día que Francisco Morillo López la expulsó yendo a su clase y sacándola de muy malas formas fuera del instituto, las amenazas y el acoso por su parte hacia la alumna de 14 años han sido diarias, llegando al extremo de romperle un trabajo manual de Geografía al saber que era suyo y de la otra alumna expulsada delante del resto de alumnos mientras se jactaba literalmente de gustarle ir rompiendo cosas en el instituto.

La situación de acoso y miedo que están sufriendo estas niñas de 14 años por parte de una figura de autoridad como es el director del instituto es intolerable. Esta forma autoritaria, machista y represiva hacia dos alumnas que defienden sus derechos democráticos saliendo a un paro para luchar contra la violencia machista el día de la mujer trabajadora, es completamente contraria al modelo de enseñanza pública democrática, inclusiva, tolerante y respetuosa libre de machismo, racismo y sexismo que defendemos desde la Marea Verde.

Desde el Sindicato de Estudiantes y Libres y Combativas, el día 8 de marzo, llamamos a todos los jóvenes a paralizar las clases durante una hora y a salir a concentrarnos a los patios de nuestros institutos y las puertas de nuestras facultades contra la violencia machista. Centenares de miles de jóvenes en todo el Estado paramos las clases de más de mil institutos y decenas de universidades, haciendo del pasado día 8 de marzo una jornada histórica de movilizaciones contra la violencia machista a nivel estatal e internacional, contando además con el apoyo de nuestros profesores y trabajadores de los institutos y facultades que mostraron de una forma unánime su compromiso por una educación basada en la igualdad, el respeto y libre de machismo.

Por eso, desde el Sindicato de Estudiantes exigimos la reversión inmediata de las sanciones a las 2 alumnas expulsadas por ejercer sus derechos democráticos y la dimisión inmediata de D. Francisco Morillo López como director del Instituto por atentar contra los derechos fundamentales de los alumnos del centro.

Exigimos que el machismo desaparezca de nuestras aulas, y eso será imposible mientras existan directores que ante la violencia machista reaccionen sancionando a las víctimas que salen a defender sus derechos y a alzar la voz contra la lacra de la violencia machista en vez de poner todos los medios a su alcance para combatir el machismo en nuestras aulas.


¡Basta de represión contra quienes luchamos!
¡Basta de mantener el machismo en las aulas!
¡Francisco Morillo López dimisión!