¡El feminismo revolucionario y anticapitalista se abre paso con fuerza!

Libres y Combativas

Descarga y lee aquí el programa de Libres y Combativas aprobado en el Encuentro

Será una experiencia difícil de olvidar. El salón de actos del centro cultural Casa de Vacas en el parque del Retiro de Madrid se nos quedó pequeño. Más de 200 compañeras, trabajadoras y jóvenes provenientes de más de 30 localidades de Galiza, Asturias, Euskal Herria, Catalunya, País Valencià, Andalucía, Castilla León, Castilla-La Mancha, Madrid e invitadas de Inglaterra, Irlanda, Bélgica y Alemania, vibramos, lloramos, nos emocionamos y sobre todo nos inspiramos con las intervenciones y el testimonio de decenas de compañeras que tomaron la palabra. Defendiendo un feminismo de clase, combativo, revolucionario y anticapitalista, quedó claro que la construcción de Libres y Combativas no sólo ha sido un acierto, sino que cubre una necesidad imperiosa para el movimiento feminista.

Desde el Sindicato de Estudiantes nos sumamos a las manifestaciones del 10 de febrero contra la precariedad laboral a la que el PP nos empuja cada día a miles de jóvenes.

El PP pretende vendernos la precariedad que sufrimos cada día como creación de empleo, pero ¡qué mentira más grande! Sabemos muy bien lo que eso significa para nosotros: más prácticas esclavas no remuneradas, más contratos de 300 euros al mes por trabajar 12 horas diarias, cobrar 4 euros la hora, trabajos parciales de menos de una semana, etc. Por eso exigimos poner fin a la precariedad que nos impone este Gobierno cuando sigue recortando nuestros derechos laborales y regalando privilegios a las grandes empresas.

¡Por un futuro digno para la juventud de familias trabajadoras!

¡Basta ya de precariedad!

 

Traducimos el balance de los compañeros de Rättvisepartiet Socialisterna (CIT en Suecia) de la huelga estudiantil contra las deportaciones que se celebró en Suecia el pasado diciembre.

Antes de que comenzaran las vacaciones escolares en Suecia, se organizó un paro histórico contra las deportaciones de refugiados. El día 12 de diciembre, a las 12 de la mañana, miles de estudiantes de todo el país –desde Boden en el norte hasta Ystad en el sur– participaron masivamente en el paro. Al menos 50 centros en 19 ciudades y pueblos participaron, la sensación de fuerza fue abrumadora.

Jueves 25 de enero a las 10 h Concentración frente al ayuntamiento de Móstoles

Las políticas de austeridad y la supuesta ineficacia de la gestión directa  han servido de pretexto para transferir al sector privado importantes servicios públicos. Los problemas de  limpieza de los colegios  públicos en Móstoles que venimos arrastrando, al menos desde  hace cinco años, han puesto de manifiesto que la privatización no es sinónimo de eficacia, calidad y ahorro. Al contrario, durante estos años nuestros centros han estado a merced de empresas  como “Acciona Facility Services”, “Bureau Veritas”  “Cofely” y "Onet-Seralia", cuatro empresas que no han cumplido siquiera con las obligaciones técnicas de la concesión, ni antes de producirse ni ahora.

La violencia machista en nuestro país y la contestación social a la misma, están alcanzando tal magnitud que el Partido Popular, con los votos del PSOE y Ciudadanos, se ha visto obligado a aprobar un Pacto de Estado sobre violencia de género de emergencia con el que salir públicamente.

El contenido de este Pacto de Estado, del cual el gobierno presume, es únicamente un “brindis al sol” vacío de contenido y financiación que no llevará a ninguna mejora en las condiciones de seguridad de las víctimas de la violencia machista ni por supuesto ayudará a la erradicación de esta lacra. Una muestra más del verdadero carácter reaccionario de los y las dirigentes del PP que se autoproclaman feministas y llenan las portadas de los periódicos de promesas vacías mientras siguen sin poner soluciones reales encima de la mesa.

El verdadero carácter reaccionario del Pacto de Estado

El Gobierno presume de haber logrado un Pacto que “no entiende de ideologías”, pero nada más lejos de la realidad. Acabar con la violencia machista y cómo hacerlo, responde a intereses muy concretos.

Madrid 24 de febrero de 2018 en la Casa de Vacas del Retiro

Aforo completo

¡El éxito de asistencia ha sido tal que ya tenemos el aforo completo! No podemos garantizar que quien se apunte a partir de ahora pueda entrar al teatro pero os animamos a todas a contactar con Libres y Combativas y a organizaros con nosotras.

Inscríbete aquí para participar y lee nuestro programa

 

 

En los últimos años millones de mujeres trabajadoras y jóvenes de todo el mundo hemos sacudido la conciencia de la sociedad desafiando a nuestros opresores. En América Latina, en EEUU, en Europa y en todos los continentes protagonizamos movilizaciones masivas contra la lacra de la violencia machista e institucional que ampara el sistema capitalista, organizamos huelgas para acabar con la discriminación salarial y los recortes sociales de los que somos víctimas, y expresamos contundentemente nuestra voluntad de conquistar nuestros derechos reproductivos frente a los gobiernos reaccionarios que los limitan, entre ellos el derecho al aborto, libre y gratuito.

Desde el Sindicato de Estudiantes e Izquierda Revolucionaria hace un año que lanzamos  Libres y Combativas, una plataforma feminista, anticapitalista y revolucionaria, para unir las fuerzas de todas las que sufrimos la opresión y la violencia del capitalismo en la misma lucha por transformar la sociedad.

La lucha que hemos levantado las mujeres jóvenes y trabajadoras en todo el mundo es imparable y ha conseguido que trascienda más allá de los medios de comunicación. Es lo que hemos visto con las manifestaciones contra la justicia machista en casos como los de la Manada o el de Juana Rivas, donde hemos combatido toda la campaña mediática que ha vuelto a situar a la víctima como culpable y a los culpables les ha tratado como víctimas.

Por eso es tan importante para nosotras el lanzamiento de nuestra página web, un espacio desde el que poder alzar nuestra voz y organizarnos para luchar contra la lacra del capitalismo y la violencia machista.

¡Visita nuestra nueva página web y únete a Libre y Combativas para construir con nosotras un feminismo revolucionario y anticapitalista!

¡Basta de represión!

El pasado 5 de diciembre doce raperos del grupo “La Insurgencia” fueron condenados por la Audiencia Nacional a dos años y un día de cárcel. Su “delito”: sus letras de protesta. La excusa de la justicia es el ya famoso “enaltecimiento del terrorismo” en sus canciones de rap. Según esta justicia injusta, en sus canciones promulgaban la violencia terrorista. Incluso la Fiscalía llegó a compararlos con yihadistas, diciendo que "los acusados tienen una religión que es la lucha sindical obrera". En un alarde de franquismo puro y duro, la Fiscalía y el aparato del Estado vuelven a mostrar su verdadera cara comparando el terrorismo yihadista con la lucha obrera y sindical ¡Qué vergüenza!

La creciente represión y autoritarismo en Hong Kong ha impactado al mundo. El año pasado, y especialmente desde que Carrie Lam llegó a la Presidencia de Hong Kong en Julio de 2017, Honk Kong ha sufrido un tsunami de represión con el encarcelamiento de 16 activistas del movimiento en defensa de la democracia incluyendo los principales dirigentes del “Movimiento de los Paraguas” que tuvo lugar en 2014, y el cese de 6 diputados de la Asamblea de Hong Kong. La perspectiva de nuevos juicios y posiblemente sentencias de cárcel aún más duras implica que la dura lucha de Hong Kong en defensa de sus derechos democráticos está siendo aplastada en beneficio de la dictadura China, que al mismo tiempo está impulsando una ola represiva en China sin precedentes desde la represión del movimiento democrático de Tiananmén en 1989. 

El debate sobre la emancipación y la liberación de la mujer trabajadora se ha vuelto a poner encima de la mesa al calor de los movimientos de mujeres de los últimos tiempos. Esto no hace otra cosa que reflejar la época en la que vivimos en los que las mujeres nos hemos puesto en primera línea de lucha y la discusión sobre todo lo que nos afecta como tales también. En este contexto hemos podido apreciar las posiciones que, desde la izquierda, defienden la prostitución como un trabajo más. Desde el Sindicato de Estudiantes y Libres y Combativas tenemos una clara opinión al respecto, la prostitución no es un “trabajo” como otro cualquiera, sino una forma de violencia extrema contra las mujeres.

¿Solucionaría le legalización de la prostitución las condiciones de vida de las prostitutas?