Desde el Sindicato de Estudiantes, Libres y Combativas e Izquierda Revolucionaria queremos manifestar nuestro absoluto rechazo al encarcelamiento de la joven luchadora palestina de 16 años Ahed Tamimi. ¿Su delito? Oponerse a la ocupación israelí que masacra a su pueblo.

Detenida por luchar

Ahed Tamimi fue detenida el pasado 19 de diciembre tras haberse hecho viral un vídeo en el que ella junto a sus primas se resisten a la entrada de los soldados armados a su casa en NabiSaleh- un pequeño poblado cerca de la ciudad palestina de Ramallah-. Los hechos filmados sucedieron después de que el ejército disparara una bala de goma en el rosto de su primo de 15 años.

A Xunta quere deixar ao IES de Teis sen bacharelato e o IES da guía sen ciclos formativos. Non o imos permitir!.

A comunidade educativa do IES de Teis chama a participar mañà xoves às 11:20 nunha concentración na porta do IES. Dende o sindicato de estudantes animamos a todos os Estudantes, país,nais e profesorado a participar.

¡Basta de represión!

El pasado 5 de diciembre doce raperos del grupo “La Insurgencia” fueron condenados por la Audiencia Nacional a dos años y un día de cárcel. Su “delito”: sus letras de protesta. La excusa de la justicia es el ya famoso “enaltecimiento del terrorismo” en sus canciones de rap. Según esta justicia injusta, en sus canciones promulgaban la violencia terrorista. Incluso la Fiscalía llegó a compararlos con yihadistas, diciendo que "los acusados tienen una religión que es la lucha sindical obrera". En un alarde de franquismo puro y duro, la Fiscalía y el aparato del Estado vuelven a mostrar su verdadera cara comparando el terrorismo yihadista con la lucha obrera y sindical ¡Qué vergüenza!

La creciente represión y autoritarismo en Hong Kong ha impactado al mundo. El año pasado, y especialmente desde que Carrie Lam llegó a la Presidencia de Hong Kong en Julio de 2017, Honk Kong ha sufrido un tsunami de represión con el encarcelamiento de 16 activistas del movimiento en defensa de la democracia incluyendo los principales dirigentes del “Movimiento de los Paraguas” que tuvo lugar en 2014, y el cese de 6 diputados de la Asamblea de Hong Kong. La perspectiva de nuevos juicios y posiblemente sentencias de cárcel aún más duras implica que la dura lucha de Hong Kong en defensa de sus derechos democráticos está siendo aplastada en beneficio de la dictadura China, que al mismo tiempo está impulsando una ola represiva en China sin precedentes desde la represión del movimiento democrático de Tiananmén en 1989. 

El debate sobre la emancipación y la liberación de la mujer trabajadora se ha vuelto a poner encima de la mesa al calor de los movimientos de mujeres de los últimos tiempos. Esto no hace otra cosa que reflejar la época en la que vivimos en los que las mujeres nos hemos puesto en primera línea de lucha y la discusión sobre todo lo que nos afecta como tales también. En este contexto hemos podido apreciar las posiciones que, desde la izquierda, defienden la prostitución como un trabajo más. Desde el Sindicato de Estudiantes y Libres y Combativas tenemos una clara opinión al respecto, la prostitución no es un “trabajo” como otro cualquiera, sino una forma de violencia extrema contra las mujeres.

¿Solucionaría le legalización de la prostitución las condiciones de vida de las prostitutas?

A continuación publicamos un escalofriante artículo de Público sobre los abusos sexuales al colectivo LGTBi+ durante la dictadura franquista en las cárceles.

¡Basta de impunidad!

"A presos como la Rampona la llegaron a violar ocho veces al día"

Una vez más el Partido Popular maniobra de la forma más vergonzosa para tratar de imponer sus medidas franquistas. El PP ha elaborado una orden ministerial para regular el marco en el que se establecen las reválidas franquistas. En esta orden no se recoge una de las conquistas más importantes que logramos a través de la lucha en las calles como es el hecho de que estas no sean obligatorias ni utilizadas para expulsar a los hijos de los trabajadores del sistema educativo. Tampoco recoge que tengan carácter muestral por lo que podrían ser utilizadas para evaluar a todos los alumnos. Como tampoco explica cómo van a ser corregidas estas pruebas pudiendo suceder como en la Comunidad de Madrid el curso pasado en el que para la corrección de estas pruebas la Comunidad de Madrid contrato a una empresa privada a la que pago 420.000 euros ¡qué vergüenza! La Comunidad Educativa ha demostrado una y mil veces el rechazo rotundo a estas pruebas que no pretenden en ningún caso mejorar la educación ¡solo pretenden expulsarnos de la educación! El texto que se está ahora debatiendo en el Consejo Escolar ha sido rechazado por las organizaciones que representan a la comunidad educativa.

Galería de fotos

¡Libres y Combativas estuvimos presentes en más de 15 ciudades!

El sábado 25 de noviembre se celebró a lo largo y ancho de todo el mundo el día contra la violencia machista. En el Estado español decenas de miles de mujeres, jóvenes y trabajadoras, salimos a las calles en más de 50 manifestaciones para decir “¡Basta ya!” a una violencia estructural e institucional contra nosotras, amparada por el gobierno del PP y una judicatura machista y patriarcal. Basta ya de hipocresía, de lamentaciones y palabras vacías sobre pactos de Estado que permiten recortes brutales a los programas de ayuda a las víctimas, que las denuncias queden archivadas, que seamos las mujeres las que sufrimos directamente una austeridad que pagamos con nuestra precariedad, nuestros bajos salarios, nuestra dependencia económica. ¡Basta ya de todo ese sistema que se cobra decenas de vidas de mujeres cada año en todo el Estado, mientras el gobierno del PP mira hacia otro lado y propicia con sus políticas esta carnicería!

No son muertes, son asesinatos

En lo que llevamos de año son ya 89 las víctimas de violencia machista, 45 de ellas asesinadas por sus parejas o exparejas y otras 44 asesinadas por hombres con los que no mantenían una relación sentimental o niños a manos de sus padres. Ante esta sangrante realidad, la respuesta que encontramos por parte del gobierno o del aparato del Estado es la de “concienciar” a las mujeres de la necesidad de denunciar. Pero ¿cuál es la respuesta del Estado y la Justicia ante estas denuncias?