¡Nos están robando el futuro!

Desde el inicio de la crisis los jóvenes hemos sido uno de los sectores más golpeados: obstáculos para acceder a la universidad, explotación y precariedad laboral, recortes, leyes represivas… En nuestras familias la recuperación de la que tanto se ha hablado ha sido inexistente.

Lo que sí que hemos visto ha sido la degradación de nuestros barrios, la proliferación de las casas de apuestas frente a los institutos, mientras las opciones de un ocio no alienante brillan por su ausencia. Es en los barrios más humildes donde sufrimos en mayor proporción el abandono escolar y los trabajos más precarios, por no hablar de la imposibilidad de independizarnos debido al abusivo precio de los alquileres.

Como venimos haciendo desde hace más de 35 años, las casetas de El Militante-Izquierda Revolucionaria y el Sindicato de Estudiantes-Libres y Combativas volvemos a estar presentes este año en la Feria de Málaga.

Un año más seguimos reivindicando la necesidad de continuar la movilización en las calles. Un camino que han marcado los pensionistas, al pie del cañón, exigiendo un sistema público de pensiones digno. También el movimiento feminista, llenando las calles contra la violencia machista, las sentencias de la Manada y exigiendo una asignatura de educación sexual inclusiva y en libertad. O la juventud, señalando directamente al capitalismo como el sistema responsable de la destrucción de nuestro planeta en la huelga estudiantil del 15 de marzo convocada por el Sindicato de Estudiantes…  Y tantas otras movilizaciones que provocan sudores fríos a quienes quieren mantenernos sometidos a toda costa para poder seguir haciéndose de oro gracias a nuestra explotación.

Esta mañana tras una vista pública, el Tribunal Supremo ha condenado a 15 años de cárcel por violación a los cinco violadores de La Manada. Tras casi tres años de juicios y sentencias vergonzosas que dictaban que sólo había existido “abuso”, este Tribunal se ha visto obligado a reconocer la violación gracias a la presión de la movilización social en las calles de todo el Estado. Esta sentencia reconoce lo que ha sido evidente desde el primer momento para las centenares de miles de personas que hemos tomado las calles una y otra vez al grito de “yo sí te creo” y “no es abuso, es violación”. 

¡No nos van a callar!

FIRMA AQUÍ LA RESOLUCIÓN DE APOYO

Apoya económicamente esta campaña. Cuenta de Libres y Combativas: ES27 2038 1194 6160 0038 5011

En estos días compañeras de Libres y Combativas y del Sindicato de Estudiantes hemos recibido notificaciones de la Delegación del Gobierno de Madrid por la que nos imponen multas de 2.000 euros. El delito: llevar un vehículo con megafonía a la manifestación feminista del pasado 8 de Marzo por la tarde, a la que convocamos a  decenas de miles de jóvenes. Las multas son el resultado de las denuncias de la policía, que ha utilizado la Ley Mordaza para imponerlas, y llevan la firma de la delegada del gobierno del PSOE en Madrid, María Paz García Vera.

ASAMBLEA LUNES 6 de JUNIO a las 14:00h

Frente al museo del Campus Burjassot

En la última semana los alumnos de Biología nos hemos enterado de que el grupo de tardes de Biología se elimina el próximo curso. Esta decisión ha sido tomada totalmente de espaldas al alumnadoy se nos presenta como un hecho consumado. Esto ataca directamente a los estudiantes que necesitamos trabajar por la mañana para poder pagar la matrícula en la universidad. Además, esto puede ser el principio de la eliminación del grupo de tardes en los otros cursos.

Participa en el acto público organizado por Esquerda Revolucionaria, la Fundación Federico Engels y el Sindicato de Estudantes de Galiza en defensa de la memoria histórica en Vigo. A 80 anos do final da Guerra Civil: a loita polo socialismo máis vixente que nunca!

Xoves 9 de maio ás 18:30h - Praza da Princesa 7, 2º (Vigo)

Descarrega el pamflet - Descarrega el cartell

Les polítiques de retallades salvatges aplicades primer pel govern de CiU (ara PDeCAT, 2011) i després pel PP (2012) han tingut conseqüències dramàtiques pels serveis socials i les condicions de vida de la majoria de la població. A nivell educatiu, l’augment del 66% de les taxes universitàries ha expulsat milers d’estudiants de la universitat. A Catalunya, la situació és especialment sagnant.

Iban Sadaba · Sindicato de Estudiantes Málaga · Izquierda Revolucionaria

Al igual que el tráfico de armas o la prostitución, el tráfico de drogas se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos bajo el sistema capitalista. Como si de auténticas multinacionales se tratase, los cárteles invierten miles de millones en el proceso productivo, garantizan la distribución a escala internacional y, por supuesto, lavan su dinero utilizando los mismos circuitos que las grandes empresas: entramados de empresas fantasma, paraísos fiscales, bancos… En 2012 la fiscalía de Brooklyn descubrió que el banco HSBC, uno de los más importantes a nivel mundial, había movido 800 millones de euros derivados del narcotráfico, en su mayoría provenientes del cártel de Sinaloa. Todo se saldó de forma amistosa: una multa de 600 millones de euros y el embargo de cuentas por valor de 1.200 millones de euros, a cambio no se presentaron cargos de tipo criminal, no fuera a provocar la desestabilización del sistema financiero.

El régimen del 78 ha fracasado en su objetivo de lograr la estabilidad y la paz social. La calle es escenario de movilizaciones multitudinarias. Desde la batalla de los pensionistas, la gran huelga general del 8M, la lucha de los jóvenes y estudiantes contra los recortes educativos, contra el cambio climático, o la lucha ejemplar del pueblo catalán por la república, marcan una tendencia de fondo.

Basta ya de provocaciones y agresiones fascistas

Basta ya de complicidad policial con la extrema derecha

El pasado  jueves  en el campus universitario de El Milán, Oviedo, un grupo de estudiantes y profesores se concentraron de forma espontánea y pacífica en respuesta al reparto de propaganda electoral de integrantes de Vox con su ya conocido mensaje españolista y reaccionario. La respuesta a esta movilización pacífica fue la agresión física por parte de miembros de Vox a los concentrados y la violencia policial en defensa de los agresores. El resultado: varios heridos, ningún detenido y ninguna explicación ni medida disciplinaria por la salvaje intervención de la  Policía Nacional.