Marta Bosch · Izquierda Revolucionaria Madrid

Esta mañana miles de médicas y médicos interno residentes (MIR) han tomado las calles de Madrid, tanto en las puertas de los hospitales y centros de salud como en la manifestación que comenzó en frente del edificio de la Consejería de Sanidad, en el primer día de convocatoria de la huelga indefinida decretada para exigir un convenio que dignifique sus condiciones como trabajadores y trabajadoras en formación.

Libres y Combativas · Sindicato de Estudiantes

En los últimos años millones de mujeres trabajadoras, jóvenes y todos y todas las que sufrimos la opresión machista y del capitalismo nos hemos levantado con fuerza en todo el mundo. Hemos desafiado cara a cara a un sistema que se basa en el máximo lucro para una minoría, mientras pisotea los derechos de la mayoría y nos aboca a la miseria y a la exclusión.

 

Ahora, ¡a conquistar nuestros derechos en las calles!

Urkullu convocó estas elecciones a prisa y corriendo por el temor de la derecha vasca al tsunami de movilizaciones crecientes en Euskal Herria que les señalaban como responsables de la precariedad, los recortes, la corrupción y la represión. La huelga general del 30 de enero fue un durísimo golpe para ellos y un aviso de que su descrédito era cada vez mayor. Por eso a pesar de todo, en medio de serios rebrotes de la pandemia, el PNV ha celebrado a marchas forzadas estos comicios esperando beneficiarse en escaños de una menor participación. La abstención ha sido la más grande de la historia (un 47,14%), especialmente alta en los pueblos y barrios obreros.

El pasado domingo 7 de junio decenas de miles de personas llenamos las calles en numerosas ciudades del Estado español, en una muestra de fuerza y solidaridad internacionalista con el movimiento Black Lives Matter que sacude Estados Unidos, y que se está extendiendo por todo el mundo, desatando las manifestaciones antirracistas más grandes en años, clamando contra la violencia policial racista y el fascismo.

Más de 6.000 docentes, de 36 centros públicos de las Escuelas Oficiales de Idiomas (EOI) de Madrid, están llamados a la huelga desde el 16 hasta el 30 de junio convocados por CCOO. La convocatoria se aprobó tras una consulta telemática realizada a la totalidad del personal, en la que la huelga contó con más del 80% de aprobación, reflejando la voluntad de lucha de nuestros profesores.

Por una sanidad y unas residencias 100% públicas

Durante esta pandemia hemos podido comprobar en nuestras propias carnes las consecuencias de décadas de políticas de privatización y recortes por parte del PP en la Comunidad de Madrid. Fruto de las mismas, la pandemia ha producido una auténtica matanza, habiendo fallecido más del 10% de los usuarios en las residencias de mayores. Ahora además hemos conocido una serie de mails que demuestra que el Gobierno de Ayuso abandonó a miles de mayores a su suerte condenándoles a una muerte segura, negándose a trasladarles a un hospital de cara a poder ser tratados contra el COVID-19. Eso sí, aquellos que tenían seguros privados no tuvieron problemas, siendo atendidos el 100% de los mismos. De nuevo queda claro que la enfermedad si entiende de clases, si entiende de ricos y pobres.

Sindicalistas de Izquierda

¡Nacionalización inmediata de la empresa, sin indemnización y bajo control obrero, para garantizar todos los puestos de trabajo!

Súmate al manifiesto pinchando aquí y rellenando el formulario

A la atención de la plantilla de Nissan

A las secciones sindicales y comités de empresa

Los trabajadores/as abajo firmantes queremos mostrar nuestra total solidaridad y compromiso con la lucha que estáis llevando a cabo para impedir el cierre de Nissan y la destrucción de más de 23.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos. Somos millones los que a lo largo y ancho de todo el Estado español seguimos el desarrollo de esta batalla, convencidos de que vuestra victoria será la nuestra.

Desde el Sindicato de Estudiantes queremos trasladar todo nuestro apoyo y solidaridad  a los trabajadores encerrados y en huelga de hambre de EBHI en Llucha, así como a la plantilla, en huelga indefinida desde ayer martes 2 de junio, y a las familias afectadas.

Los ataques que  la dirección de la empresa, pública en un 78%, ha lanzado con la excusa de la crisis del Covid19 contra su plantilla son inaceptables; los siete  despidos , incumpliendo los acuerdos de fin de huelga de 2017 y poniendo en riesgo la seguridad del conjunto de los y las trabajadoras con una plantilla totalmente insuficiente y  un ERTE ¡de veinte meses!, ya en marcha con el beneplácito del gobierno del Principado de Asturias, del PSOE, que es quien nombra a la dirección de la Autoridad Portuaria (68,8% del accionariado).

¡Basta ya de impunidad!

Descarga aquí el comunicado

En los últimos días y al calor de las movilizaciones alentadas por Vox y el PP, en Andalucía hemos sufrido varios ataques de la derecha y la extrema derecha a los militantes y activistas de la izquierda. La primera fue a un compañero de la UGT, al que un grupo de 8 fascistas participantes de la manifestación en calle Larios en Málaga agredieron brutalmente dándole una paliza mientras estaba indefenso en el suelo. La segunda en la ciudad de Granada, entraron en casa de un conocido activista de las marchas por la dignidad y agredieron brutalmente a él y su familia para quitar después la bandera republicana que colgaba de su balcón. Finalmente, el domingo 24 de mayo, tres compañeros del Sindicato de Estudiantes de Málaga sufrieron la persecución, acoso y amenazas de un elemento de la extrema derecha, fruto de ser conocidos por su papel al frente de las huelgas estudiantiles en defensa de la educación pública, de los derechos de la mujer trabajadora y el colectivo LGTB y contra los ataques de la derecha a nuestros derechos.

Alentados por el Partido Popular y Vox, cientos de reaccionarios se han lanzado en la última semana a las calles del barrio Salamanca de Madrid blandiendo banderas de España y dejando escenas esperpénticas. La reivindicación de esta mugre social es muy clara: hay que abrir la actividad económica para llenar los bolsillos de la patronal, y atacar al Gobierno central para ocultar el desastre que Ayuso ha provocado en Madrid. La salud de la población les importa un bledo.