Artículo escrito por Isaac Rosa y publicado en eldiario.es

A ver si lo he entendido: estamos viviendo (en palabras del secretario general de la ONU) "la peor crisis mundial desde la II Guerra Mundial"... pero cuidado no vayan a perder clase los chavales. Nos dicen que esto es "una guerra" que exige una "economía de guerra", sacrificios, medidas excepcionales, estado de alarma, recortes de libertades y hasta nuevos Pactos de la Moncloa… pero continuemos con el curso escolar, que desde casa y con un ordenador se arregla todo.

¡Que nadie repita curso, que nadie quede atrás!

Firma aquí esta petición al Ministerio de Educación y al Ministerio de Universidades

El anuncio de la cancelación definitiva de las clases en decenas de universidades y el plan para terminar el curso online ha puesto sobre la mesa que muy probablemente esta propuesta se extienda a todas las etapas educativas.

Ante esta situación las y los estudiantes de familias trabajadoras estamos siendo completamente abandonados por los Ministerios de Educación y Universidades que no han planteado ni una sola alternativa real para evitar que tiremos un curso por la borda o que directamente nos veamos expulsados del sistema educativo.

Firma aquí esta petición al Ministerio de Educación y al Ministerio de Universidades

Más de 30 universidades en todo el Estado han comunicado que este curso académico finalizará de forma telemática y es solo cuestión de tiempo que esta medida se amplíe al resto de etapas educativas, haciendo imposible volver a las aulas.

Ante esta situación que vivimos de forma especialmente dramática los estudiantes de familias trabajadoras, los Ministerios de Educación y Universidades y las Consejerías de Educación de las CCAA no están planteando ninguna alternativa. Cuando vivimos el drama de las muertes de nuestros familiares y los despidos y ERTEs masivos que sufren nuestros padres y madres, desde el Gobierno se nos carga con toda la responsabilidad a la juventud como si no pasara nada.

¡Por un plan de emergencia para rescatar la educación pública y no perder un curso entero!

Firma aquí la petición al Ministerio de Educación y al Ministerio de Universidades 

El Ministerio de Universidades ha “recomendado” que no se retomen las clases presenciales en las facultades debido al riesgo sanitario que esto supondría. Más de 30 universidades en todo el Estado han comunicado que este curso académico finalizará de forma telemática. Parece que es solo cuestión de tiempo que esta medida se amplíe al resto de etapas educativas, haciendo imposible volver a las aulas. Pero lo peor es que ante esta situación que vivimos de forma especialmente dramática los estudiantes de familias trabajadoras, no se esté planteando ninguna alternativa para nosotros.

¡No queremos tirar el curso por la borda!

¡Por unas prácticas dignas y nuestro derecho a titular con garantías!

La crisis del coronavirus ha colocado en una encrucijada a nuestras becas, nuestras notas y nuestro futuro. Ante esta situación de incertidumbre que millones sentimos, el Ministerio de Educación, tras muchos días de silencio, anunció la puesta en marcha de tres medidas: aplazamiento de las pruebas de la EBAU a junio-julio, cancelación de las pruebas de diagnóstico y habló de “flexibilizar” las prácticas de la Formación Profesional. Desde el Sindicato de Estudiantes tenemos que decir que son muy insatisfactorias.

Firma aquí la petición al Ministerio de Educación

Esta mañana hemos conocido las medidas que han tomado el Ministerio de Educación y el Ministerio de Universidades en el terreno educativo ante la crisis del coronavirus. Desde el Sindicato de Estudiantes tenemos que decir que estas medidas no sólo son completamente insuficientes sino que pasan por encima de la exigencia de más de 25.000 estudiantes que en los últimos días hemos firmado por la suspensión inmediata de la EBAU. Esta reunión y el anuncio del ministerio dirigido por Isabel Celáa de aplazar esta prueba a entre el 22 de junio y 10 de julio, lejos de calmar la situación de incertidumbre que sentimos millones de estudiantes en todo el Estado, ha añadido más interrogantes a qué va a pasar con nuestras notas, con nuestras becas y con nuestro futuro.

Tribuna de Coral Latorre, secretaria general del Sindicato de Estudiantes para Público

La primera víctima de una guerra es la verdad, y la cascada de mentiras groseras vertidas por todos los Gobiernos occidentales no hace más que confirmarlo. La guerra de la que nos hablan con aire solemne fue declarada por los poderes capitalistas hace décadas, arrasó con los derechos y servicios sociales, creó una desigualdad obscena, degradó el medio ambiente a una escala intolerable y redujo países enteros a escombros. A lomos de esta guerra ha galopado la pandemia del coronavirus.

Artículo del periódico Público

La brecha digital se hace más evidente que nunca ante la crisis del coronavirus y, con ella, las desigualdades en el acceso a la educación: quienes carecen de una red familiar, de ordenador o internet son los más perjudicados.