La huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes en apoyo a las trabajadores del metal es un éxito total. Las clases de todos los institutos y facultades gaditanas se han vaciado. Miles de estudiantes han secundado el llamamiento, y en una hora nos concentraremos para ir en manifestación junto a los trabajadores y trabajadoras.

¡La huelga del metal la vamos a ganar! ¡La lucha es el único camino!

Horas después de que la subdelegación del gobierno en Cádiz comunicara a las direcciones de los institutos de la provincia que nuestra huelga era "ilegal", como en los peores tiempos del franquismo, han tenido que retroceder. El ridículo del representante del Gobierno central ha sido mayúsculo. En lugar de apoyar a los trabajadores en lucha y a sus familias, no se le ocurrió otra cosa que emular a la Brigada Político Social franquista e intentar sabotear la lucha de la juventud en apoyo a la huelga del Metal. Pero la respuesta inmediata desde el Sindicato de Estudiantes y las muestras de solidaridad que estamos recibiendo, le han hecho retroceder. A continuación publicamos sus lamentables declaraciones a la prensa gaditana que recoge el Diario de Cádiz.

"La solicitud del Sindicato de Estudiantes ha llegado esta mañana, fuera de plazo, pero teniendo en cuenta las circunstancias especiales que se están produciendo y que estos estudiantes querían apoyar a la huelga del metal, hemos considerado la urgencia de la solicitud y la hemos autorizado", concluyó José Pacheco, subdelegado del gobierno en Cádiz.

La Subdelegación de Gobierno en Cádiz, del PSOE, acaba de enviar una nota a todos los centros de estudio de la provincia planteando que la huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes para mañana martes 23 de noviembre es "ilegal". Esto es un completo escándalo.

Como en los tiempos del franquismo, quieren vulnerar e impedir nuestro derecho democrático a la huelga, a la solidaridad con nuestros padres y madres que están luchando por un convenio justo. Es inaceptable el comportamiento del Gobierno de coalición con esta lucha. ¿Esto es a lo que se refieren sus portavoces cuando dicen que confiemos en su gestión?

Entrevista con Antonio Muñoz, trabajador del Metal de Cádiz y militante de Izquierda Revolucionaria

Antonio Muñoz, un sindicalista con una larga trayectoria combativa, trabaja en la UTE de Mantenimiento de los astilleros de Navantia en San Fernando y en estos momentos está en primera línea de la huelga del metal en Cádiz.  Antonio forma parte de la dirección estatal de Izquierda Revolucionaria, ha sido fundador de la red de Sindicalistas de Izquierda y es representante de CGT en su empresa y miembro del Secretariado Permanente provincial del sindicato.

Descarga el cartel · Descarga la octavilla

Todas y todos a las 10h en Puerta Tierra para unirnos a los trabajadores y trabajadoras en huelga 

¡La juventud con la lucha del metal!

Desde el Sindicato de Estudiantes llamamos a la huelga general estudiantil a todos las y los estudiantes de la provincia de Cádiz en apoyo a la lucha del metal. Los trabajadores y trabajadoras del metal están dando un ejemplo de dignidad en su batalla por un convenio digno y por el fin de la precariedad. 

Todos e todas á manifestación o xoves 18 de novembro!

19:30 na Subdelegación do Goberno

Este xoves 18 de novembro a plataforma SOS Ourense, formada por decenas de colectivos e asociacións, convoca unha manifestación en protesta pola “desfeita ambiental, social e cultural que está a causar a alcaldía de Jácome co apoio do Partido Popular”. Dende o Sindicato de Estudantes e Esquerda Revolucionaria apoiamos esta convocatoria e sumámonos a ela.

La nueva ley universitaria: un regalo a los empresarios de la privada

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha presentado el anteproyecto de la nueva ley orgánica de universidades denominada LOSU. El gobierno central prevé aprobar en el cuarto trimestre de 2021 esta ley en el Consejo de Ministros para que inicie su trámite parlamentario y pueda ser aprobada en 2023, tal y como queda constatado en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia enviado a Bruselas.