En defensa de un convenio digno. ¡Ni un paso atrás!

Desde el Sindicato de Estudiantes e Izquierda Revolucionaria queremos mostrar todo nuestro apoyo y solidaridad con los trabajadores e trabajadoras del Metal de la provincia de Pontevedra, que se encuentran en lucha por la defensa de un convenio digno y contra el empeoramiento de sus condiciones laborales.

Elecciones 4M: ¿Cómo ha podido pasar?

Las elecciones autonómicas de Madrid se han saldado con un rotundo triunfo de la derecha. El PP dobla sus diputados, pasando de 30 a 65 diputados, y se convierte en el partido más votado en todos los distritos de la capital y en la mayoría de las poblaciones de la Comunidad. Vox a su vez avanza en un escaño, de 12 a 13, y mejora sus resultados en algunas zonas obreras.

Los compañeros y compañeras del Sindicato de Estudiantes e Izquierda Revolucionaria estamos realizando una enorme campaña en Madrid. Los repartos masivos de dípticos, pegadas de carteles, mesas públicas, venta del periódico de Izquierda Revolucionaria (El Militante), y toda la actividad que estamos desarrollando pidiendo el voto para la candidatura de Pablo Iglesias - UP al tiempo que defendemos un programa anticapitalista, están despertando una enorme simpatía entre miles de activistas de la izquierda.

PINCHA AQUÍ PARA ACCEDER A LA GALERÍA DE FOTOS DE LA CAMPAÑA

Las elecciones del próximo 4M han vuelto a poner encima de la mesa que la amenaza de de la ultraderecha no se puede tomar a la ligera. La escalada en el mensaje fascista de Vox y de Ayuso, su programa elitista y patronal, racista y machista hay que derrotarlo con una movilización masiva en las urnas, y sobre todo con la lucha obrera y juvenil en las calles.

Ayer saltaba a los medios de comunicación el envío de una carta amenazadora con cuatro balas de Cetme a Pablo Iglesias. Un nuevo ataque que no es ajeno a la escalada de agresiones, atentados y amenazas que los fascistas están perpetrando contra los activistas de la izquierda, contra los inmigrantes y contra los movimientos sociales. ¿Cuál ha sido la respuesta del llamado «Estado de derecho»? Blanquear a los fascistas y garantizarles una completa impunidad. Eso sí, desde el Ministerio del Interior, cuyo titular también ha sido amenazado por estos matones, no se ha dejado de criminalizar y de perseguir a la izquierda combativa, reprimiendo duramente numerosas movilizaciones sociales y juveniles en defensa de la libertad de expresión y de los servicios públicos.